lunes, 25 de abril de 2011

Roma, la ciudad eterna

Viajar a Roma implica sumergirte en una época pasada. En cada calle, plaza o rincón que visites, te sorprende algún vestigio del pasado. El Coliseo, la Fontana di Trevi, el Vaticano o el Foro Romano son solo algunos de los ejemplos. De todos modos, Roma es una de esas ciudades que combina a la perfección su estilo más clásico con un aire contemporáneo y lleno de vida que se respira por sus majestuosas calles.













La Fontana di Trevi, uno de los lugares de parada obligada en Roma. Quieras o no cumplir con la tradición de lanzar una moneda y expresar un deseo, hay que visitarla. Esta imponente fuente que muestra al dios Neptuno flanqueado por dos tritones es de una belleza espectacular. Teniendo en cuenta las dimensiones y singularidad de la fuente sorprende ver que la plaza donde se asienta es muy pequeña, lo que le da aún más protagonismo a la Fontana di Trevi.


El Coliseo es uno de los monumentos más emblemáticos de Roma. La sensación que te provoca estar allí es la de haber viajado en el tiempo, retrocedido más de 2.000 años para presenciar las habituales luchas entre fieras y gladiadores. En realidad, el Coliseo es tan solo la guinda de todas las ruinas romanas que jalonan la ciudad.







Además del arte romano, en la capital de Italia se hayan detalles de otras épocas. Mucho más reciente, y con vocación de espectacularidad, se alza junto al Foro Romano el monumento dedicado al rey Víctor Manuel.






La ciudad del Vaticano sorprende por la inmensidad de la plaza de San Pedro. Este diminuto Estado encerrado tras unas murallas en la ciudad de Roma destaca por su arquitectura y las joyas artísticas que guardan en los famosos Museos Vaticanos.


















2 comentarios:

  1. Impresionantes fotos, qué belleza y qué realismo. Están genial. Me encanta tu blog. Los post de Italia, una maravilla. Ya estoy deseando leer Venecia. Enhorabuena por el trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Roma es impresionante y tu colección de fotos son un buen ejemplo de ello. Llevas razón en tu comentario sobre la Fontana di Trevi: sorprende encontrarla allí, medio escondida entre estrechas calles, como queriendo ocultarse al esplendor de la ciudad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...