martes, 31 de mayo de 2011

La vuelta al mundo en tonos naranjas

'La Vuelta al Mundo' es un grupo fotográfico de flickr iniciativa de Jackie Rueda. El proyecto consiste en fotografiar las distintas ciudades durante todo un mes reflejando un mismo tema que Jackie decide al principio del mes. Hasta el momento un sinfín de temáticas (el color azul, amarillo, el agua, los globos, las navidades, los mercados, la cotidianiedad...) han centrado miles y miles de fotografías que han dado color y que, desde mi punto de vista, lo mejor, nos han permitido viajar, sin moverte del sitio, a otros lugares, conocer sus costumbres, sus tradiciones, sus gentes... 'La Vuelta al Mundo' despierta la creatividad y el entusiasmo de los que participamos y nos anima a recorrer, cámara en mano, nuestra ciudad.

El tema de este último mes ha sido el naranja. Es el segundo mes que participo. En este caso, con muy pocas fotos y la mayoría de archivo. La falta de tiempo me ha impedido actualizar el grupo con creaciones nuevas, pero aún así, he querido hacer mi aportación mensual.

















Para todos aquellos que os interese la iniciativa pasaros por el blog de Jackie, Casi en serio y allí veréis información ampliada del proyecto. Ella es el alma máter de esta iniciativa y como veréis en su blog tiene otras tantas ideas, proyectos... Llama la atención el dinamismo, la creatividad y el entusiasmo que demuestra en cada una de sus creaciones.

domingo, 29 de mayo de 2011

La primavera, la estación del color

Junto al otoño, la primavera es una de mis estaciones preferidas. Días de sol, pero sin un calor excesivo, más horas de luz y paisajes que se tornan de colores vivos y que te sorprenden a cada paso que das alejándote de las ciudades, siempre tan monótonas.



Cualquier paseo por la naturaleza durante estos días te permite descubrir cosas nuevas. Los lagos y los ríos toman otro color, o al menos eso parece.







Pero sin duda, los grandes protagonistas son los árboles y las flores. Cualquier tono de color te puede sorprender en tu paseo por la naturaleza.












El mar también parece distinto. La luminosidad con la que recibe al viajero poco acostumbrado a presenciar la costa hace que sea una sensación especial.






También hay que aprender a mirar arriba, al cielo, o abajo, o entre los matorrales. La primavera nunca decepciona...




jueves, 26 de mayo de 2011

Morriña gallega

Hace sólo unos días que viajé hasta Galicia y ya estoy pensando en cuándo volver. Tres días disfrutando del buen tiempo, de la belleza y el contraste de los pueblos costeros y del interior de la Comarca del Salnés, de la tradición culinaria... lógico es que ahora surja la tan inevitable 'morriña'.
Aprovechando el pronóstico del tiempo viajé hasta Pontevedra, en concreto a Sanxenxo y otros pueblos como Baiona o Portonovo.
En el caso de Sanxenxo lo que más me ha gustado de este viaje es disfrutarlo en primavera, lejos del bullicio y de la afluencia de gente propia de la época estival.





He disfrutado del mar, paseando, admirándolo, escuchándolo y, aunque parezca increíble porque se trataba de mediados de mayo, bañándome. Hacía una temperatura buenísima.







Baiona y Portonovo. En ambos casos me encanta perderme por sus largos y tradicionales paseos marítimos contemplando tantas y tan diferentes embarcaciones a ambos lados del muelle.








Baiona, con su singular casco antiguo donde sus angostas, estrechas y empedradas calles están llenas de vida.






Largos paseos por la villa marinera de Portonovo, en concreto por la playa Baltar.







De vuelta a Valladolid hicimos una parada en la villa de Allariz (Orense). Se ha convertido en uno de mis pueblos preferidos. Su casco antiguo, con sus callejuelas empedradas, el paseo de la Alameda, los paisajes del río Arnoia lo convierten en un lugar idílico. Allariz combina a la perfección la tradición y la historia con la modernidad y el carácter contemporáneo que se impregna en cada restaurante, vinoteca, parque... que hacen de la villa un lugar lleno de vida.













martes, 24 de mayo de 2011

Senderos a la vera del río Frío

Hace unos unos días me inicié en el interesante mundo del senderismo. Un grupo de amigos llevan tiempo practicando este deporte y su destreza es envidiable. Por un fin de semana se olvidaron de los desniveles, la ascensión de picos y la montaña y organizaron una ruta 'sencilla' para que gente como yo pudiéramos sumarnos al grupo. Casi toda la ruta transcurría a la vera del río y las vistas eran increíbles. Todo lleno de vegetación, árboles frondosos, y un riachuelo. El lugar elegido, Revenga, un pueblo de Segovia.
La ruta se iniciaba en el embalse de Puente Alta. Ya al empezar el paisaje era excepcional, unas vistas singulares.







Durante la mayor parte del camino fuimos bordeando el río Frío. El ruido del agua, las dististintas formas de las piedras, el color verde intenso del musgo en contraste con el agua hacian del camino un paraje bellísimo.








A medida que ascendíamos el camino se estrechaba y se hacía más abrupto, con vegetación más frondosa.






Bosques de pinos silvestres, sauces, robles, zarzas... era la nota dominante durante todo el camino. La altura e inmensidad de los árboles llamaba la atención. Tantos y todos de iguales características te sumergían en un ambiente sombrío que te protegía de los rayos del sol y a la vez dejaba entrar una luz difusa que hacía más bello, si cabe, el entorno.










Durante todo el camino nos topamos con distintas flores y plantas, cada cual más peculiar y bella.












Una experiencia inolvidable. Indudablemente, para repetir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...