martes, 5 de febrero de 2013

Fin de año en Italia

La primera vez que estuve en Italia prometí que volvería. Me apasionó este país. Me cautivó la belleza que esconde, la magia que se respira por sus calles, plazas, canales...
Lo que no imaginaba es que volvería un 31 de diciembre. Y así fue como este último día del año estaba en un avión rumbo al norte de Italia, a Bolonia, a pasar allí la nochevieja. Jamás imaginé mejor comienzo de año. 
En un primer viaje, cuando visité Roma, Florencia y Venecia, Bolonia fue una de las muchas ciudades que me quedé con ganas de ver. Me sorpendió tanto como imaginaba... o diría que mucho más. Estar allí era como sumergirte en un cuento ambientado en la edad media con calles porticadas, torres y plazas que esconden un encanto especial.














Allí es tradición despedir el año quemando una especie de falla gigantesca que representa dejar atrás las malas vivencias y empezar el nuevo año con un espíritu renovado. En esta ocasión, el motivo era un 'simio mecánico'. Fue increíble ver cómo ardía aquel mono y con qué intensidad y alegría lo vivía la gente.




El viaje a Bolonia guardaba muchas sorpresas. Una de las más gratas fue volver a Florencia. 
  















6 comentarios:

  1. Es que Italia tiene tantos sitios bellos que visitar! no te puedes cansar de visitar Italia, de norte a sur, su gastronomía, su arte, el ambiente animado de sus gentes...me encanta! bellisimas fotografias, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta este país. Como bien dices, no te cansas de visitarlo. Siempre sorprende.
      Un besazo

      Eliminar
  2. Yo lo hice en verano, fue espectacular y me encantaría repetir en breves!!!
    Se ve que lo habéis tenido que pasar muy bien, y qué tiempo tan soleadoo. Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo genial y sí, el tiempo acompañó.
      Un besazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...